Saltar al contenido

Caballos hannoverianos: Un linaje de victoria y deporte

caballo hannoveriano corriendo

¿Sabías que una yegua hannoveriana de nombre Simona, campeona del mundo en 1.974, realizaba sus saltos magistrales enseñando sus dientes y sonriendo? Pues sí, si existe algo que caracteriza a esta raza espectacular de caballos es su excelente rendimiento físico y su simpatía.

Estos bonitos ejemplares, procedentes de Alemania, tuvieron un trabajo tan excelso como mágico hasta los albores del siglo XX: tirar de los carruajes de la realeza británica, quien hasta la fecha se han convertido en su mayor protector y publicista.

Definitivamente, estos caballos nacieron para brillar, no solo como acompañantes de los reyes y reinas, sino también como deportistas consumados, ocupando los lugares más importantes del pódium de premiación.

¿Qué son los caballos hannoverianos? Linaje y raza

Los caballos hannoverianos conforman una raza equina originaria de Alemania, entre sus atributos más importantes están su potencia, elegancia y docilidad. Inicialmente, fueron criados para trabajos forzados en la agricultura y el campo, aunque con el paso del tiempo y los diferentes cruces que tuvieron, terminaron como animales dedicados a los deportes ecuestres.

Esta traza data del siglo XV, específicamente de la ciudad alemana de Hannover.

Origen de la raza de potros hannoveriano

Se trata de un ejemplar proveniente del cruce de otras razas, tales como: la Holsteiner, el caballo pura sangre inglés y los equinos originarios de dicha ciudad. El resultado obtenido fue más que perfecto porque contaba con la docilidad para montarlo y ensillarlo, pero con una fuerza descomunal para las faenas del campo.

En 1.735, el rey Jorge II mostró especial interés por los hannoverianos e instaló el primer centro de cría de esta raza. Para ello, utilizaron las yeguas de la raza Holsteiner, la idea era obtener unos caballos fuertes para el trabajo duro, pero a la vez muy elegantes en apariencia, capaces de tirar los carruajes de la monarquía.

La cría de los caballos hannoverianos aumentó considerablemente al finalizar la Segunda Guerra Mundial, precisamente por su incursión en el deporte, básicamente en la doma y en el salto, disciplinas olímpicas de gran prestigio y con un gran número de fanáticos.

Sementales, Yeguas y Potros hannoverianos

Los sementales hannoverianos proceden de diferentes líneas genealógicas que, aún en la actualidad, continúan mejorando la raza. Por ejemplo, las líneas clásicas y antiguas la conformaron ejemplares pura sangre ingleses “Adeptus xx” y el “Ehrensold”.

Todos estos sementales pasan por la prueba de licencia y luego por la prueba de rendimiento.

El precio de estos sementales alemanes soncaros por su popularidad mundial

Después de las dos Guerras Mundiales, la cría se enfocó en animales para el deporte, por lo que la línea de semental utilizada fue la de “Trakehner”, muy útil para refinar la raza.

En cuanto a las yeguas, aunque su protagonismo actual ha pasado por debajo de la mesa, su importancia ha sido crucial para el desarrollo de la raza. La descendencia de estas conforma un nutrido grupo de caballos con excelente desempeño deportivo y reproductivo.

A los tres años, las yeguas son sometidas a su primera evaluación de fecundidad.

Los potros hannoverianos pasan por estrictos controles para determinar sus potencialidades y definir su papel en el deporte a futuro. La cría de los mismos se realiza con centros donde se evalúan minuciosamente las líneas genealógicas del padre y la madre.

Finalmente, es importante mencionar que la crianza de sementales Trakehner aportó cualidades de valor inestimable para estos caballos. Por ejemplo: mayor ligereza, potencia y performance.

Características físicas de los caballos hannoverianos

Los rasgos fisicos de estos sementales y yeguas son gran potencia para los deportes

Gracias a los diferentes cruces de los que ha sido objeto esta raza, la descendencia cuenta con la mejor carga genética para su desempeño deportivo. De hecho, pasan por una aplicación famosa conocida como “test de los 100 días”.

Este “test de los 100 días” permite detectar al mejor ejemplar, valorando sus características y fuerza dentro de un rango estipulado previamente.

Dicho esto, las características físicas de los caballos hannoverianos son las siguientes:

  • Su altura oscila entre 1,55m y 1,70m.
  • Sus patas son largas, robustas, fuertes, algo cortas, pero muy bien proporcionadas, cuentan además con articulaciones pronunciadas.
  • La cabeza es de buen tamaño y cuentan con un cuello largo, consistente con su cuerpo y distribución física, de tamaño mediano y elegante. La posición de sus ojos es simétrica, pronunciada y de mirada profunda.
  • El torso es alargado, cuenta con muchas capas de músculos, muy convenientes para la carrera y el salto.
  • El pelaje es tupido, sin llegar a ser largo como los belgas. La tonalidad de su pelo varía entre el castaño y el alazán.
  • El punto de inserción de su cola es alto, confiera una apariencia espigada al caballo.
  • Están provistos de cascos muy fuertes, de alta resistencia.
Yegua hannoveriana blanca cabalgando

Finalmente, podemos decir que estos caballos, aunque tienen una presencia imponente, su temperamento es bastante tranquilo y sereno. Es decir, no se sobresaltan con facilidad ni suelen ser agresivos.

Por ello, han funcionado muy bien en las tareas de adiestramiento o doma y salto.

Una raza famosa y victoriosa: ¿Por qué?

Los caballos hannoverianos han sido muy estimados por la monarquía inglesa, hasta el punto de utilizarlos por muchas décadas como el animal esencial para tirar de los carruajes en las celebraciones de la realeza y actos protocolares.

La cría de estos caballos vive su mejor momento, gracias a las labores de conservación de este patrimonio viviente de la humanidad.

Por otro lado, estos equinos han desempeñado un papel estelar en los deportes ecuestres. Es que los caballos de sangre caliente como los hannoverianos cuentan con una estructura ósea y muscular ideal para la realización de ejercicios.

El costo de un semental originario de Hannover es alto debido a su gran fama

La asociación mundial de criadores de caballos de deporte ubica en primer lugar a los caballos hannoverianos en la doma clásica.

El caballo de nombre Shutterfly es un saltador profesional, en su vasta carrera se ha adjudicado 3 Copas Mundiales entre 2.005 y 2.009.

¿Cuánto cuesta un caballo hannoveriano? FRH

Los caballos hannoverianos suelen costar alrededor de 100.000 euros, sin embargo, en el año 2.008 un ejemplar de esta raza se vendió por 900.000 euros, algo así como 1.125.000$. El nombre del caballo era Lemony´s Nicket.

Configuración