Saltar al contenido

Caballos garañones, un ejemplar corpulento

caballos garañones

En la crianza de caballos se busca mejorar la raza, refinando sus cualidades para contar con ejemplares cuya descendencia sea más resistente a las enfermedades.

De igual forma, proporcionar una larga vida útil y un buen desempeño reproductivo durante toda su existencia.

Los caballos garañones cumplen precisamente esta función a cabalidad, son sementales de condiciones físicas notables y excelente carga genética cuyo objetivo es esencialmente la reproducción.

Normalmente, en la producción de equinos el padre reviste una vital importancia desde el punto de vista morfológico y funcional, dejando de lado, equivocadamente, los atributos de la madre.

Este estereotipo fue olvidándose con el pasar de los años y gracias a los estudios científicos, hay otras variables en juego a la hora de reproducir caballos de “excelente calidad”.

La raza semental garañón: Definición y características

La raza semental garañón es un tipo específico de caballo, el cual desciende del cruce de un asno y una yegua. De esta unión nacen mulas y machos que técnicamente ostentan el mismo fenotipo y atributos de su linaje

Además de un exceso de hormonas masculinas como la testosterona que los hace proclives a la irritabilidad y agresividad.

caracteristicas fisicas de los caballos garañones

El garañón cuenta con un diseño natural compacto, robusto, bastante musculado, de cuello grueso y cabeza abultada, que en principio no es tan parecida a la del caballo común.

Las características físicas de los caballos garañones, aparte de las mencionadas anteriormente, son las siguientes:

  • Poseen una frente ancha con ojos vivaces.
  • Boca y mejillas grandes, nariz prominente.
  • Pecho ancho, pero bien proporcionado y con abundante tejido fibroso y muscular.
  • La espalda suele ser ancha y provista de bastante carne.
  • Las rodillas y corvejones son fuertes y de gran tamaño, cascos lisos, bien acoplados a su anatomía.

El origen de los caballos garañones: Un primogénito del asno

Como ya se indicó, el caballo garañón procede del asno y la yegua. Hay referencia documental que sitúa este tipo de sementales y cruces desde el siglo XV, en el continente europeo, hacia el oeste, norte y este.

España cuenta con garañones de cualidades precisas, importantes para el desarrollo de estos caballos y las generaciones siguientes.

Los hombres de campo españoles han hecho especial énfasis en tres tipos de garañones, ellos son:

  • Raza catalana:

Cabeza cuadrada, ojos grandes, órbitas prominentes, orejas anchas y paradas, cuello largo y musculoso, cruz alta, espalda reducida, costillas arqueadas y bien marcadas, articulaciones anchas y miembros robustos.

Su altura oscila entre 1,40 m y 1,70 m, extremidades largas y poco proporcionadas en relación con el cuerpo.

origen de los caballos garañones
  • Raza leonesa-zamorana:

Cabeza pequeña y fuerte, ojos pequeños, orejas grandes y con abundante pelo, cuello musculoso y resto, pelaje largo y copioso, extremidades largas y robustas, color negro, su alzada alcanza 1,50m, cascos débiles y defectuosos.

  • Raza andaluza:

Cabeza mediana, orejas de tamaño medio y finas, cuello musculoso y recto, cruz resaltante, pelaje rucio o tordo, la alzada puede llegar a 1,48m, extremidades finas y poco fuertes, dorso amplio y bien proporcionado.

Cuidados básicos de los caballos garañones

Los cuidados básicos para los caballos garañones garantizan la longevidad y la potencia reproductiva del animal, por esta razón, son bien estimados y protegidos por los ganaderos. Algunos de estos cuidados son los siguientes:

  • Si se quiere obtener un caballo garañón robusto, bonito y potente, el cuidado debe iniciar antes de su procreación. El asno debe montar a la yegua de 3 años, ni antes ni después, si quieres asegurar una prole óptima.
  • La alimentación del garañón debe ser balanceada, rica en nutrientes, vitaminas, minerales y algún complemento recomendado por el veterinario. Es muy recomendable el maíz, sorgo o avena.
  • El establo donde vive o vivirá el semental debe contar con asoleadero, área sombreada, bebedero y comedero, fabricados con materiales de la región, no hace falta suelos o edificación de cemento.
cuidados y alimentacion de los caballos garañones
  • En el proceso de reproductivo y en la monta, deja que se tome su tiempo, no lo obligues ni lo embistas para que busque a la yegua. La proporción perfecta es 1 semental por 30 yeguas.
  • La revisión del veterinario de manera periódica es muy importante. Debes mantener su piel limpia, bien hidratada, cumplir el programa de desparasitación, con todas sus vacunas y con test negativo para la brucelosis.
  • Debes verificar tú mismo o con ayuda del especialista, el estado de sus testículos, revisa si han descendido de forma simétrica en la bolsa, palpa para ver su movilidad, consistencia y forma homogénea.

Acude al veterinario si detectas una hernia o alguna infección externa en el miembro.

  • Revisa su comportamiento al aire libre, sin riendas, mientras corre o descansa al sol. Observa la marcha y los patrones de respiración.

Finalmente, un buen semental garañón experimentará una erección fuerte en presencia de la hembra, lo cual indica madurez sexual.

Aspectos que debemos tener en cuenta del caballo garañón

Sobre el caballo garañón, existen algunos aspectos interesantes que debes conocer tanto si vas a comprar uno o vas a criar. Aquí, te indicamos algunos detalles a considerar:

  • Algunos garañones pueden nacer con un defecto de nacimiento denominado “caballo topino”, esto ocurre cuando las cuartillas son cortas y pisa con la parte anterior o delantera del casco.
  • El tiempo de reacción del semental es en promedio de 5 minutos (3,5 minutos en veteranos y 7 minutos en jóvenes).
  • Los comportamientos del semental antes del coito incluyen olfatear la región genital, reflejo genital olfatorio, pequeñas mordidas en la región de la grupa y erección peneal completa.
valor de los caballos garañones
  • Las montas que puede realizar el garañón son unas 3 veces al día; esto implica unas 5 a 10 veces por celo.
  • Las yeguas y los caballos garañones cuentan con un período reproductivo durante la estación de días largos, es decir, el verano.
  • Los garañones deben recibir atención prioritaria siempre, desde el punto de vista nutricional como de sus cuidados básicos.
  • Los garañones pueden padecer, como los demás ejemplares de su especie, de gripe equina, la cual afecta las vías respiratorias superiores, pero si se descuida al animal puede sobrevenir la muerte súbita por la infección en las vías respiratorias inferiores.
  • Por último, a los caballos garañones se le practican desde hace tiempo pruebas genéticas, sobre todo en Alemania, donde existe un interés genuino por mejorar las razas equinas.

Configuración