Saltar al contenido

Caballos criollos: Un legado de América del Sur en el 2021

Caballo criollo trotando

Los caballos criollos conforman una nutrida raza de equinos que llegaron a América con las expediciones españolas. Por ello, se acepta que los criollos descienden directamente del caballo ibérico, específicamente del andaluz y del jaca o rocines.

Estos espléndidos animales vivieron por muchos años libres en la naturaleza, esto sirvió para endurecer la raza, hacerlos más resistentes a las enfermedades y más longevos.

Existen una tendencia a pensar que los caballos criollos son los típicos ejemplares argentinos. Esto se explica por la llegada de los equinos por el cono sur, traídos por los colonos españoles.

Sin embargo, se consideran caballos criollos a toda una raza que se distribuyó uniformemente por Sudamérica, Centroamérica y Norteamérica. A pesar de su aspecto rústico, estos animales son muy fuertes, hábiles para el trabajo y, por si fuera poco, tuvieron un papel importante en la gesta de independencia de América.

Yeguas criollas pasteando en una granja

Los caballos criollos: Un linaje del Nuevo Mundo

Los caballos criollos están emparentados con los de raza andaluza y los jacas, los cuales llegaron al continente americano de la mano de los conquistadores españoles en el siglo XVI. Esos equinos llegaron a formar manadas que deambularon libremente por tierras argentinas, chilenas, uruguayas, paraguayas, peruanas y brasileñas.

Cabe destacar que los caballos traídos a América no pasaron por ningún “filtro”, por lo tanto, no eran ejemplares de excelentes condiciones físicas o invaluable carga genética. Estos animales más bien, eran bestias de carga, empleados básicamente para el trabajo duro.

Los cruces con los pura sangre ingleses comprometieron la raza criolla, situación que pudo corregirse a tiempo para salvaguardar el patrimonio genético del animal.

En tal sentido, fueron considerados animales costosos, sobre todo por la escasez de los mismos y por sus atributos físicos que resultarían excepcionales para transportar personas y mercancías.

Los potros criollos portan una gran fuerza y por eso en su historia es muy usado para el trabajo

Por otro lado, los primeros caballos traídos por la corona española entraron a Sudamérica por Argentina, por la Corriente del Norte con el conquistador Diego de Almagro en 1.535 y por la Corriente del Este, con el conquistador Pedro de Mendoza en 1.536.

Años más tarde, Pedro de Mendoza tuvo que abandonar esas tierras debido a la presión ejercida por los pueblos indígenas, esto trajo como consecuencia que muchos caballos quedaran libres, en su estado natural. Las condiciones climáticas de la zona, el acceso a los alimentos, la presencia de depredadores y el rechazo inicial de los pueblos aborígenes confirieron al caballo criollo sus características particulares, hoy en día muy valoradas.

A mediados del siglo XIX los granjeros del cono sur se percataron del gran valor de estos caballos salvajes, lo que dio paso a la cría ordenada e intensiva de los mismos. Así que, en el siglo XX, la notoriedad del caballo criollo se hizo más relevante, no solo a nivel regional, sino también a nivel mundial.

Características físicas, ¿Cuáles son?

Aprende a Cómo saber si es un caballo criollo o no con sus características físicas

Además de la rusticidad, fuerza y resistencia de los caballos criollos, cuentan con unas características físicas importantes que no han pasado desapercibidas por los criadores, hombres de campo, jinetes y deportistas de todo el mundo.

Tales atributos físicos son los siguientes:

  • Pueden medir entre 1,40m y 1,52m.
  • La altura promedio es 1,45m en machos y hembras.
  • Puede llegar a pesar 450kg.
  • La cabeza es ancha, corta, con una frente amplia, tienen más cráneo que cara.
  • Las orejas son pequeñas, simétricas y bien proporcionadas.
  • Sus ojos son grandes, expresivos y vivaces.
  • El cuello es relativamente largo, bien unido al tronco y a la cabeza.
  • La cruz es bastante musculada, pero no resalta.
  • El dorso es amplio y bien proporcionado.
  • El lomo es corto, musculado y bien unido al dorso y a la grupa.
  • La grupa es amplia, de forma oblicua, bien proporcionada.
  • La cola cuenta con un punto de inserción alto, está cubierta de pelos.
  • El pecho es prominente, ancho y bien musculado.
  • Su torso está bien desarrollado, ancho, con costillas arqueadas.
  • Las espaldas están bien musculadas y son largas.
  • Las rodillas son altas, fuertes, de diseño compacto, capaz de soportar el peso corporal y más.
  • Los muslos y las piernas son gruesos, con bastante fibra muscular, de nalgas largas, bien formadas.
  • Los cascos son robustos, duros y tensos, acordes con el volumen corporal.
  • El pelaje o capas viene en todos los colores y tonos, excepto el pintado y el tobiano.
  • Estructura ósea robusta y compacta, sistema muscular bien desarrollado.
  • Su esperanza de vida puede llegar a 40 años.
Los esquino criollos varían en sus colores, pero mantiene sus rasgos físicos, algunos son mas agresivos que otros

Comportamiento y alimentación

Los caballos criollos son equinos de silla, los cuales son inteligentes y muy activos, además de contar con una alta tasa de fecundidad. Así mismo, sueles ser de temperamento independiente, perseverante y tranquilo.

Su genética suele hablar por ellos: algunos tienden a ser agresivos con el hombre y otros, no lo son. En este punto, todavía hay cierta controversia. Sin embargo, el estilo de la crianza incide mucho en su comportamiento.

Estos caballos, como cualquier otro, son herbívoros, se alimentan de heno, pasto y hojas.

En su régimen alimenticio se incluyen la avena, maíz, alfalfa, zanahorias, nabos, entre otros. La ración debe ser coherente con su peso, actividad física y edad. La comida debe combinarse con abundante agua para mantenerlos hidratados, sobre todo en las temporadas de mayor calor.

¿Qué debemos conocer de los caballos criollos? Tips y consejos

Conocer bien a tu yegua o potro criollo es vital para su cuidado, aunque sea un caballo muy fuerte es igual necesario cuidar de el

Aunque los caballos criollos son una raza potente y saludable, eso no quiere decir que no ameriten cuidados especiales. Para mantener sano a tu caballo criollo conviene conocer algunos datos interesantes:

  • Estos caballos desperdician mucha agua cuando beben, por ello, procura cambiar el agua del recipiente a diario.
  • La revisión de los cascos es esencial, verificar el estado de los mismos evitará infecciones futuras y dolores.

Esta tarea la debes hacer de forma rutinaria, por lo menos una vez al mes.

  • Para mantener su pelaje sedoso y saludable, debes cepillarlo con la rasqueta a diario.
  • Este tipo de caballo debe bañarse a diario, no solo por su trabajo físico, sino también porque sudan copiosamente.
  • Las caballerizas deben estar muy limpias, libres de obstáculos y humedad para prevenir accidentes.

Cuando lo alimentes, revisa que el heno no esté mohoso, esto es perjudicial para tu caballo criollo

Preguntas frecuentes

Tiene una buena esperanza de vida, llegando a vivir 40 años.

Configuración